Subscribe to RSS feeds

domingo, 6 de junio de 2010

LA MANO

LA MANO Una vez,una maestra pidió a sus alumnos de primer grado que hiciesen un dibujo de alguna cosa con la cual estuviesen agradecidos Ella pensó que seguramente todos ellos eran hijos de familias pobres no tendrían mucho que agradecer, así que dibujarían platos de comida, o alguna cosa por el estilo. Sin embargo, la profesora quedó sorprendida con el dibujo que hizo uno de sus alumnos... Era una mano, dibujada de forma sencilla e infantil. Pero, ¿de quién era la mano? Toda la clase quedó encantada con aquel dibujo. "Creo que debe ser la mano de Dios", dijo un niño "No, yo creo que que es la mano de un granjero que está dando de comer de comer a las gallinas", dijo otro. Cuando finalmente todos volvieron a su trabajo, la profesora se aproximo de su alumno y le preguntó de quien era la mano. "Es su mano, profesora" -murmuró él Entonces la profesora se acordó que, en varias ocasiones, en el recreo, ella le había cogido de la mano a él, que era un niño raquítico e desamparado. Ella hacía esto frecuentemente con los niños. Pero aquello significaba mucho para este alumno. Tal vez esa debería ser la acción de gracias de todos, no por las cosas materiales que nos dan, sino por la oportunidad de todas las cosas pequeñas con las que nos podemos dar a los otros.

12 comentarios:

ion-laos dijo...

Los pequeños detalles son en realidad los más grandes. Lo material no vale para nada, es lo más fácil de hacer. Lo que tiene más valor, es dar de tí a los demás. Siempre tengo mi mano tendida.
Bonita entrada menchu.

Un besote

mirandoelmar55 dijo...

Gracias Ion,estoy aqui.si quieres .
Un besito.

menchu_

Jabo dijo...

Me ha encantado tu post Menchu. Que sentimientos!!. Te felicito por el contenido y por lo bien que lo has transmitido. Abrazos. Jabo
Ah: te he dejado un mensaje en tu cuenta gmail

africa dijo...

A lo material le damos mucho valor, es una pena, nos condiciona la vida eso. Deberíamos ser menos superficiales y quedarnos con las pequeñas cosas, las mas importantes. Un beso MENCHU.

AFRICA04

canela78 dijo...

Q bonia entrada y razon tienes,con lo facil q es hacer feliz al de alado y lo dificil q lo hacemos,me ha gustado mucho,pq trasmite sentimientos puros y yo tiendo mi mano para quien la necesite,gracias por escribir siempre cosas tan lindas.Un abrazo apretao.
canela

mirandoelmar55 dijo...

Ya sabeis que no soy tan inteligente,ya me gustaria a mi ,eso no es mio ,yo busco esas cosas en ,sant GOOGLE como dice Africa,y siempre encuentrocosas que leyendo aprendes,y se despiertan unos sentimientos.

UN BESITO A TODOS POR ESTAR CONMIGO AQUÍ MIANDO EL MAR.


menchu_

Angelosa dijo...

Pues bienvenido san google Menchu, una entrada preciosa, es cierto que las cosas pequeñas deberian tener un primer puesto, pero lamentablemente seguimos siendo materialistas y superficiales y no nos damos cuenta que con esa pequeña observación podriamos hacer feliz a una persona o a muchas, la vida y nosotros somos así de crueles. Un besazo y sigue buscando en san google.

50leonor dijo...

No hay nada mejor que saber que hay manos para recogerte, acariciarte o simplemente para caminar. Me he acordado de una amiga del cole y de como nos gustaba correr a toda mecha cogidas de la manos. besos Menchu.

Jabo dijo...

Hola Menchu: te dejé un mensaje en tu cuenta gmail, porque no tengo tu correo de msn.
Te doy el mío para que me escribas y así pueda explicarte algo que te puede interesar.
Mi correo es jabodelfin@hotmail.com

Saludos. Jabo

comopezbajoelagua dijo...

Bonita entrada Menchu , que decir que no te hayan escrito ya.hay personas que sin tener casi estudios llegan muy lejos,da igual que no sea tuyo el escrito la question es que lo has dejado y has sabido abrir unos sentimientos que los demas hemos sabido entender
sabEs donde estoy cuando necesites una mano amiga
besos Kangas

Velvetina dijo...

De las enseñanzas que me regala a diario la Vida, las mejores son las de mis alumnos.

Ellos valoran mucho más que le entregues una caricia a que le compres un gran juguete; las caricias las atesoran en su alma, los juguetes los abandonan en un rincón.
Llegan a veces a clase entusiasmados, ¡a lo mejor con una sencilla flor entre sus manos que han recogido en el camino!... ¡sólo esperan que a cambio le devuelvas una sonrisa!.
Si un día está lloviendo, abandonan sin pucheros cualquier entretenido juego por salir al patio y sentir esas gotas de lluvia.
Si notan que una mañana tu rostro está apagado, te lo encienden de inmediato con un ¡guapa! contagiado…

¡Así son los niños!. Esos pequeños grandes sabios.

Velvetina

andylonso dijo...

Y qué regalo más grande tener una mano que te apriete la tuya, sobre todo cuando las cosas no van todo lo bien que nos gustaría, como es el caso de ese pequeño.
Gracias por tener la tuya siempre extendida.
Un besazo